Puedes estar en un secuestro de alma sin saber que lo estás y esa situación puede bloquear tu vida.

Hoy miércoles en la Caja de Pandora: Secuestro de alma.

Vamos a conocer en este directo si tengo mi alma secuestrada

Cuando envejeces un buen vino lo haces en madera; material que viene de la tierra. Si tratas de crear un buen vino en un barril de oro o plata se vuelve ácido. Casi podriamos decir que la madera, frente a los metales, cede al vino sus propios taninos y valores aromáticos, procedentes de la Tierra: Y es que vino y madera se conjugan como indivisibles en el proceso de maduración.

He usado la metáfora del vino para explicar la importancia del recipiente, en este caso nuestro cuerpo físico como contenedor del espíritu. Sin olvidar también las personas con las que convivimos, en mayor o menor medida. Según la energía de la que son portadoras nos afianzan, o bien, nos llevan a olvidar quien somos realmente. 

Si sólo mantenemos el contacto  con personas negativas y materialistas, por desgracia, es como si pusiéramos un buen vino en un vaso de plata o de oro. El vino como el ánima necesita vivificarse, no puede ser retenido herméticamente. Necesita transpirar. 

Sentir que nos absorven, que nuestra energía vital está disminuida. ¿Acaso convives con personas que te debilitan? 

Es una circunstancia muy común. Y el problema es que, la mayoría de las veces, la falta de ánimo nos lleva a ignorar la presencia de este tipo de parásitos energéticos, a pesar de que nuestra intuición ya nos había avisado previamente acerca de este tipo de personas tóxicas.

Pero, ¿cómo puedes saber que padeces el rapto de tu alma?

Algunas pistas:

– Te sientes excluido del mundo, pierdes la sociabilidad y te has vuelto inseguro (que no es lo mismo que tímido).

– Apenas tienes fuerza para llevar el día a día. Es decir, eres un alma en pena en vida.

– No haces lo que realmente quieres y sale de ti (o sea, dependes siempre de lo que otras personas deciden por ti).

– Te sientes realmente mal contigo mismo, te culpabilizas por todo.

Son infinidad de síntomas pero básicamente percibimos una pérdida notable del aliento vital, sin que haya un motivo fisiológico por medio.

Esta tarde buscaremos los valores sobre los que anular el encierro de nuestra propia alma. Por ende tenemos que asegurarnos de que estamos reconectándonos con los valores de la tierra, benefactores, que nos ayudarán a neutralizar el  «secuestro de alma».

Hoy miércoles 24 Julio a las 19:00h de España peninsular SECUESTRO DE ALMA con Ana Hatun Sonqo y Luis Palacios. 

Síguelo aquí en directo

Pin It on Pinterest