Amor San Valentín

San Valentín: ¿Día del amor o del consumismo?

Febrero es un mes de importantes celebraciones. Una de las más destacadas es la Candelaria, fiesta del fuego y de la fertilidad, que pone fin al frio dando inicio al calor. A partir de este momento, con el florecimiento de los almendros recibimos la primavera o, al menos, las energías del nuevo ciclo.

Quizás, por esta nueva etapa de florecimiento, por las poesías, ensayos, canciones y romanticismo, celebramos el día del Amor.

Aunque hay controversia sobre la celebración de esta fiesta, lo cierto es que la historia avala a personajes que apoyaron sentimientos tan profundos y fueron de alguna manera mensajeros del amor.

Cuentan que hubo dos santos con el nombre de Valentín. Uno de ellos fue sacerdote en Roma, en tiempos de Claudio III, del 208 al 270. Parece ser que el monarca le tomó manía por sus ideas religiosas y fue sometido a múltiples martirios. El mandatario tenía a sus órdenes a un teniente con una hija ciega, la cual recobro la visión después de las oraciones de Valentín. Este milagro hizo que toda la familia del teniente se convirtiera al cristianismo junto al sacerdote, provocando la ira del emperador, que mando a degollar a todos.

El otro Valentín era un rebelde y se negaba a hacer sacrificios a los dioses con lo cual fue decapitado por el prefecto Plácido. Se fijo como día de su muerte el 14 de febrero, construyendo una basílica junto a su lugar de martirio y sepultura en Terni (Italia).

 

El Patrón de los enamorados

Que Valentín sea el patrón de los enamorados se debe a que, uno de ellos, dedicó su vida a unir parejas de jóvenes que acudían a él como última esperanza para aconsejarlos y guiarlos en los asuntos del corazón.

En estos días, los pájaros se entregan a construir sus nidos y aparearse; quizás por eso se relaciona esta época con el amor.

Hay numerosas citas en la literatura inglesa que dan como referencia el 14 de febrero como día sagrado de los amantes. En el año 1537, Enrique III de Inglaterra estableció por Real Decreto que el día de San Valentín fuese dedicado a los enamorados pasando más tarde a otros países.

Sea cierto o no, es una jornada hermosa, dedicada al amor, a la amistad, a los buenos sentimientos e intenciones.

Vivamos con alegría y buena energía lo que nos toque.

Eso sí. Siempre con amor.

Ana Hatun Sonqo

Pin It on Pinterest

Ir al contenido