Falta tan sólo un día para celebrar nuestro retiro espiritual de julio Agua Vital. Seguro que vamos a ser testigos de grandes procesos de cambio real en la vida de muchas personas. Pero antes de que llegue ese momento…

… voy a recomendaros Desarrolla tu cerebro de Joe Dispenza, como lectura estival, que nos propone un método para trabajar con nuestro cerebro.

Si decidimos trabajar un poco más los procesos de transformación vividos en un retiro puede sernos muy útil lo que Dispenza denomina, Cambiar en tres pasos:

1. Conocimiento. Poniendo en contexto dichos procesos, cuando la gente acude a uno de nuestros retiros o consultas, deberían tener claro el tema sobre el que desean efectuar un cambio. Es decir, saber cómo queremos que sea esa transformación. Si por ejemplo queremos tener una vida más cómoda, que la vida laboral nos funcione mejor, o cualquier otro tema debemos poner en ello nuestro foco y dejar que fluya. Las respuestas siempre llegan al sumergirte en tu inconsciente. Necesitamos nuevas experiencias que se tornan nuevos conocimientos tras aventurarnos en sendas desconocidas. Toda esa información constituye una semilla vital para nuestro cambio a una vida renovada.

2. Formación. esos conocimientos precisan de guías expertos para ser correctamente asimilados. Es casi imprescindible recibir instrucción de aquellas personas que han experimentado aquello que deseamos cambiar. Por eso necesitemos enseñanzas para encajar toda esa información que vivimos en nuestra propia piel y interpretar correctamente aquello que sentimos. Las propias vivencias son un regalo para nuestra transformación.

3. Recompensa o premio. Si nos encontramos en la buena senda despertaremos reacciones en nuestro entorno. Es fundamental también no desfallecer y seguir practicando, por ejemplo cuando nos iniciamos en una actividad, como puede ser el uso espiritual del tambor y fijarnos como todo cambia a nuestro alrededor. Como ya hemos comentado otras veces, pueden ser reacciones de resistencia en nuestro entorno o bien de aprobación. Si nosotros nos sentimos bien pero todo sigue igual, algo falla. Lo que es seguro es que surgirán barreras, pruebas y momentos de duda, de desasosiego y es entonces cuando estamos cerca de la verdadera transformación y su recompensa. Un paso adelante, y otro más, y otro, …

Ahora es el momento perfecto para dar esos pasos necesarios para realizar cualquier transformación.

¿Conoces ya qué quieres transformar? 

Ana Hatun Sonqo

Pin It on Pinterest

Ir al contenido