El primer paso del chamán

Con la ocasión del solsticio de invierno escribí una breve entrada sobre la importancia del primer paso. Recomiendo frecuentemente la lectura de los textos de Osho , en especial, el libro «Meditación. El Arte de recordar quién eres». Aunque parezca estar alejado de nuestro tema principal, la realidad es que la meditación entronca muchísimo con gran parte de las disciplinas que conforman nuestras prácticas chamánicas. Os transcribo un fragmento:

Da un simple paso con confianza y las cosas empezarán a suceder. Pero un simple paso con confianza es el mayor y más arduo viaje: el simple paso desde la duda hacia la confianza, es muy grande.

Un día u otro, uno ha de darlo, porque la duda promete, pero nunca cumple. Solamente promete y lo hace con muchísima claridad.

La confianza nunca promete, pero una vez que entras en ella, todo aquello que siempre has deseado y soñado comienza a cumplirse.

Osho, de «Meditación. El Arte de recordar quién eres».

Y es que cuando nosotros ponemos mucho pensamiento, rumiamos, sopesando los pros y los contras de cualquier proyecto, podemos caer directamente en la «rueda del hámster», girando y girando sin fin. Nos convertimos en la rueda. Algo muy negativo que nos aleja del paso correcto. Al comienzo de cualquier proceso nos asalta la incertidumbre. Hasta que no empiezas a avanzar desconoces si te encuentras en la senda adecuada y es frecuente no saberlo hasta muy avanzado el camino. Porque el buscar la certeza, la perfección, el ser excesivamente estricto, puede llevarnos a procrastinar, sin procurarnos avances en cualquier tema o acción que nos propongamos. En mis consultas privadas tratamos muchas veces estos bloqueos que pueden tener un origen espiritual, mostrando de dónde procede el conflicto.

Cual es tu elección, ¿Dar un paso adelante con confianza o entrar en bucle con tus dudas?

Ana Hatun Sonqo

Pin It on Pinterest

Ir al contenido