Ser agradecidos nos conduce a la felicidad
Estamos en la trinidad, el tercer reto chamánico está  acompañado de  una simbología relacionada con el equilibrio y la conexión con los diferentes planos de consciencia.

Profundicemos en una de las corrientes más hermosas que poseen los seres humanos como es la gratitud. Tengo claro que ser agradecida es la clave de mi felicidad, un transformador de estados de ánimo y actitudes que se impregnan de vibraciones positivas al re- conocer lo bueno de mi existencia. Por lo tanto, todo depende del cristal con el que queramos ver la aparente realidad.

Tenemos ese dicho que dice: “es de bien nacido, ser agradecido” y la verdad es que ser agradecido es algo que cuesta muy poco; te ayuda a cambiar por completo el día y tiene un fuerte impacto en nuestro bienestar.

Ser agradecido es una fuente interminable de buenas energías.

Según un estudio publicado en el Clinical Psychology Review, las personas que mantienen una actitud diaria de agradecimiento tienen:

  • Menor riesgo de padecer depresión y ansiedad.
  • Son personas menos agresivas.
  • Fomentan el altruismo.
  • Potencian la empatía.
  • Son amables.
  • Muestran mayor confianza hacia los demás.
  • Se sienten motivados.
  • Hay una llamada interior por hacer y lograr objetivos.
  • Son activos.
  • Mantienen relaciones personales muy satisfactorias.
  • Se ven menos afectados por las críticas.
  • Son menos sensibles a la negatividad de las otras personas.
  • Duermen mejor.
  • Tienen menos riesgo de adicción al alcohol o drogas, o padecer trastornos alimentarios.
  • Se sienten satisfechos en la vida.
  • Poseen más autoestima.
  • Desarrollan un crecimiento y evolución personal.
  • Reconocen sus valores y propósito de vida.

 

Vale la pena probarlo,  hacer un pequeño esfuerzo por cambiar ese disco rayado que tenemos en la cabeza que hace que veamos las cosas en blanco y negro. ¡Pongamos color a la vida!

Entramos en una nueva aventura chamánica, el  tercer ritual de puro agradecimiento

Materiales:

  • Una piedra de color rosa que puedas llevar en tu mano.
  • Un puñadito de semillas que tengas en tu hogar. Deberás preparar 7 puñaditos, uno para cada día (garbanzos, lentejas, arroz, etc).
  • Un pequeño recipiente para colocar las semillas.

Realización:

Esta dieta de gratitud en relación contigo y la Pachamama la haremos 7 días.

Periodo de 7 días:

Antes de ir a dormir pondrás un pequeño recipiente con semillas que tengas en tu hogar. Por ejemplo, el primer día garbanzos, el segundo lentejas, el tercero arroz, etc. Diferentes semillas o cereales. Si no tienes tanta variedad lo compras a tu caserito de manera que cada noche coloques diferentes ingredientes.

En medio coloca la piedra de color rosa.

Tocaras las semillas y la piedra rosa. Da las gracias a Pachamama por sus simientes.

Duerme y descansa.

Al levantarte toca las semillas.

Agarra la piedra rosa con tu mano izquierda  y recita está oración:

“Gracias Pachamama, gracias vida, gracias existencia, gracias todo por estar aquí y ahora experimentando este ser humano como espíritu en la Tierra”.

Haz varias respiraciones con los ojos cerrados y agradece.

Lleva durante todo el día la piedra en el lado izquierdo para que te guie y oriente para reconocer aquellas vivencias de agradecimiento que tienes en ese día.

Al atardecer lleva a un campo las semillas como “pago” a la tierra por la consciencia que estás integrando en tu vida de gratitud.

Repite durante 6 días más este procedimiento, un total de 7 días.

Puedes repetir este ritual cuando necesites un nuevo aire en tu vida.

La piedra rosa consérvala en una cajita bonita como representación de la gratitud. Llévala contigo para fomentar esa preciosa energía en tu ser.

Gracias por ser y estar

Ser agradecido debe ser un acto frente a la vida, estar agradecido por la comida que tenemos en nuestro plato y nos nutre cada día, por el agua limpia y fresca que sale del grifo y la ducha para asearnos por la mañana, por la ropa que nos protege y abriga cuando hace frío, por el aire que llena nuestros pulmones en cada una de nuestras respiraciones… Esa es actitud que se debe fomentar, el agradecimiento a cualquiera, cualquier cosa, en cualquier momento.

Gracias.

Gracias por ser.

Gracias por estar.

Gracias Pachamama.

 

Amada Pachamama» que celebramos del 19 al 22 de agosto, es nuestro próximo gran retiro, donde estarán presentes las plantas sagradas, el círculo chamánico y los rituales para honrar este planeta. 

Ana Hatun Sonqo

Pin It on Pinterest

Ir al contenido