Quiero cambiar, pero no puedo.

Ya en febrero publiqué esta entrada ver post sobre la importancia de inventar tu realidad. Funcionamos en piloto automático. En los vídeos que acompañaba el post, tanto Joe Dispenza como yo misma, explicábamos como crear nuestra realidad de manera consciente.

El gran freno suele ser el miedo al cambio.

Internet está llena de mensajes trillados que no aportan gran cosa al respecto. Por eso, desde Chamanismo para Todos, en estos días difíciles, te vamos a proporcionar algunas pautas, que solo tú puedes poner en práctica:

– Cuando despiertes toma conciencia de tus pensamientos. La primera hora del día es una oportunidad para instaurar el cambio real y consciente.

– Es en el duermevela, donde puedes plantar la semilla que hará crecer aquello que transformará tu vida.

– Identifica las imágenes y pensamientos que te están bloqueando.

– Decide qué vas a cambiar y porque sentimiento o emoción lo vas a sustituir (un pequeño paso consciente hacia la alegría, la serenidad, …).

– Una vez hecho esto, date cuenta  de que otras personas reaccionan de manera distinta a tus mismos problemas. Y hazte plenamente responsable de lo que te sucede y sientes; asúmelo.

– Esa es la emoción que has de instalar en ti misma! Todo lo que proviene del exterior y te inquieta, te proporciona información de lo que has de cambiar y transformar para que mejore tu vida.

– Proyecta las horas siguientes y visualiza cómo va a desarrollarse tu día desde una perspectiva positiva.

– Después, al levantarte, sé consciente de todo aquello que has de cambiar y que no puedes culpabilizar a los demás.

Y, finalmente, …

Asume que no cambias, que no hay nada que cambiar, sino que toca abrirte a maneras diferentes de explorar la vida: Afírmate en la exploración y el autoconocimiento.

 

Todo esto lo puedes realizar ahora mismo. Cuando lo hayas practicado diariamente, verás cómo tu realidad se transforma, reconociéndote, incorporando tu realidad superior.

¿Te gustaría ser tú quién afronta el miedo al cambio? ¿O prefieres seguir anclado en tus temores?

Ana Hatun Sonqo

Pin It on Pinterest

Ir al contenido