Cuando se debe hacer una limpieza energética personal.

En este artículo vamos a orientarte para saber cuándo necesitas una limpia energética personal ya que hay momentos más favorables para realizar esas descargas de energías que nos quedan adheridas a través de pensamientos, tóxicos y negativos. El estrés, tensión, incertidumbre y todo aquello que nos da inseguridad también contribuye a impregnarnos de energías pesadas disminuyendo nuestra vitalidad. Al estar con menos energía no tenemos la capacidad de vibrar alto y empezamos a atraer situaciones adversas que poco a poco “dominan” la vida.

La mayoría de veces, estos periodos de baja vibración tienen que ver con ciclos personales donde debemos aprender a saber balancearlos. Considero que la vida es el arte de saber armonizar todo aquello que nos ocurre y de verlas venir, es decir, saber identificar las energías para que no nos atrapen.  Indiscutiblemente  existe la denominada magia negra, pero en este caso no me refiero a esos trabajos, estoy haciendo hincapié en que la persona debe conocerse a sí misma y saber identificar, despejar y restablecer su propia vitalidad. Vamos a ello…

Síntomas para hacerse una limpia.

Las personas poseemos lo que se denomina intuición, esa percepción que sin poder constatarla, nos guía en certezas sobre nosotros mismos y nuestro entorno. Utilicémosla para sentir lo que ocurre aunque si nos planteamos probablemente necesitemos despejar nuestras energías.

Estos son algunos de los síntomas:

  • Cansancio en exceso.
  • Somnolencia
  • Pensamientos dispersos y negativos.
  • Disfunciones eréctiles en los hombres.
  • Cambios de carácter sin motivo.
  • Falta de concentración.
  • Ansiedad
  • Miedos injustificados.
  • Sensación de que nada funciona.
  • Los proyectos no avanzan y se rompen.
  • Sientes que la vida está estancada.
  • Pesadillas
  • Tristeza
  • Inseguridad
  • Estás sin ganas de nada.

Épocas para hacerse una limpia personal.

Las personas por lo general, hacen caso omiso a estos síntomas que los atribuyen a una mala temporada, pero en nuestra dilatada experiencia nos hemos dado cuenta que cuando realizamos una limpia en nuestra consulta chamánica, las energías ya están muy enganchadas. Si se acude en el momento en que se empiezan a notar síntomas adversos es mucho más fácil  despejar estos inconvenientes y obviamente la agonía posterior se libera.

Al igual como cuidamos, aseamos y nutrimos nuestro cuerpo físico debemos hacer lo mismo con nuestro cuerpo mental, emocional y espiritual a través de las limpias, de esta manera ayudamos a mantener y potenciar nuestro equilibrio vital y energético. Hay momentos apropiados que favorecen la prevención y buena disposición para realizar las limpias.

Recomendamos tres opciones para realizar la limpia:

  • Cuatro limpias anuales en los solsticios, de invierno y verano y en los equinoccios, de otoño y primavera, en cada cambio de estación.
  • Dos limpias anuales en los cambios de armario, otoño y primavera.
  • Una limpia a final de año para cerrar y abrir el nuevo ciclo.

Como hemos mencionado anteriormente, siempre que la persona lo requiera se podrá hacer una limpia, estás opciones son recomendables para seguir un programa básico preventivo.

Beneficios de las limpias.

  • Nos ayudan a armonizar nuestra propia energía creando estados de calma y serenidad.
  • Liberar energía que nos impiden conseguir nuestros objetivos.
    Evitan influencias externas negativas del habitat, entorno laboral, etc.
  • Nos protegen de pensamientos negativos de los demás.
  • Desbloquean energías tóxicas del pasado, recuerdos negativos.
  • Al estar más relajados, descansamos más profundo y nos ayuda a conciliar el sueño.
  • Limpia y amplifica nuestra aura.
  • Aumenta nuestra salud y defensas inmunológicas.
  • Incrementa la vitalidad, fuerza y positividad.
  • Equilibra el estado de ánimo.
  • Nos da autoestima y seguridad.
  • Alegría y felicidad.

 

Las limpias chamánicas nos ayudan a renovar nuestra energía, despejar y potenciarla dándonos una inyección de vitalidad para conseguir nuestros objetivos. Se realizan en todas las culturas con diferencias y peculiaridades, con un objetivo común: restablecer la fortaleza personal.

Ven, juntos lo conseguiremos,  incorporaremos de nuevo la energía para tu alivio y beneficio personal. Además, si deseas aprender a hacer limpias  inscríbete en nuestro curso de limpias. Ya es el momento de gestionar todas esas energías con absoluta seguridad.

 

Bendiciones de Pura Luz.

Ana Hatun Sonqo

 

 

Pin It on Pinterest

Ir al contenido